aceite españa

Se cultivan más de 350 millones de aceitunas en toda España, y en algunas regiones el paisaje de los olivos es asombroso. Este es el caso en algunas partes de Andalucía donde extensos huertos de olivos crecen junto a encinas y alcornoques en amplias llanuras o junto a bosques de pinos verdes en las laderas de las montañas, creando un paisaje de excepcional belleza y personalidad.

España es también la principal fuente mundial del jugo dorado de la aceituna. La esencia de la cocina mediterránea. Produce aproximadamente la mitad del aceite de oliva total del mundo, de los cuales aproximadamente el 46% se exporta, convirtiendo a España en el principal productor y exportador mundial de aceite de oliva. La producción media anual de aceite de oliva en España en los últimos años ha sido de alrededor de 1,75 millones de toneladas.

aceituna en aceite

También ha habido importantes cambios cualitativos que han colocado a España a la vanguardia de las tendencias para el futuro de la industria internacional de la olivicultura. En las últimas décadas, el sector oleícola español ha experimentado una compleja revolución. Al enfatizar los resultados del progreso científico y la experimentación. España ha elevado la calidad y diversidad de sus aceites de oliva a los niveles más altos de la historia.

Los sistemas de cultivo avanzados, el riego por goteo, la producción integrada y las prácticas de cultivo respetuosas con el medio ambiente conducen a frutas casi perfectas que se cosechan en su madurez óptima. Cuando el contenido de aceite ofrece máximos aromas y sabores. Además del cuidado y cosecha de la fruta, el uso de tecnología innovadora de extracción. Adaptada a las características de cada variedad de aceituna y sus respectivos grados de madurez. Produce un aceite que retiene los múltiples matices que existían en la fruta original.

Una Gran Cantidad de Variedades de Aceituna

La gran variedad de aceitunas autóctonas expresa la diversidad geográfica de España. En Andalucía, la estrella es la variedad Picual. Cultivada principalmente en la provincia de Jaén, su área de cultivo también se extiende a las provincias vecinas de Córdoba y Granada. Así como hacia el norte a Castilla-La Mancha y otras regiones.

Esta extensa área de cultivo significa que los aceites Picual pueden ofrecer diferentes características. Tradicionalmente, los toques de higo con un sabor ligeramente amargo eran sus características distintivas. Pero la cosecha más temprana de hoy y las nuevas técnicas hacen posible extraer notas nuevas y diferentes, lo que resulta en aceites más fragantes, verdes y afrutados.

La segunda variedad más producida es Cornicabra. Que se cultiva principalmente en Castilla-La Mancha y otras partes del centro de España. Los aceites resultantes son muy afrutados y espesos, y son muy útiles para crear mezclas altamente estimadas con otras variedades de aceitunas.

Otra de las grandes variedades españolas es la Arbequina. Originaria de Cataluña, donde crece ampliamente. Sus cualidades agronómicas y la dulzura frutal de sus aceites han llevado a su cultivo en otras regiones. Así como en otros países productores de olivos como Argentina, Chile y Australia. Otras variedades españolas importantes incluyen Hojiblanca y Picudo, cuyos aceites también tienen personalidades claramente definidas. Empeltre de Aragón, Lechín de Sevilla, y la lista sigue y sigue. En total, el mapa español de aceitunas nativas incluye alrededor de 260 variedades.

Además de las variedades nativas, ahora se cultivan otros tipos de aceitunas de la cuenca mediterránea en España. Un hecho que solo contribuye a la diversidad de aromas y sabores de los aceites de oliva españoles. Estos incluyen el griego Koroneiki y el popular Frantoio de la Toscana (Italia).

Otro Ejemplo de los Avances Realizados

taza de aceite de oliva

El sector del aceite de oliva español es su cálida recepción de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) reconocidas por la UE. Esto ha motivado a los productores en algunas áreas de producción tradicionales a proteger las características especiales de sus aceites mediante la adopción de estrictos criterios de control de calidad. Además, el centro de cultivo de aceitunas de Mengíbar en Jaén y el Instituto de Grasas y Aceites de Sevilla. Ambos considerados centros de investigación de primer nivel a nivel mundial. Han contribuido en gran medida a los esfuerzos para mejorar las técnicas de cultivo y extracción.

El aceite de oliva es un ingrediente esencial en la cocina mediterránea y, en consecuencia. En la gastronomía tradicional española. Además, los aceites de oliva han consolidado su papel en la cocina española de vanguardia. Donde aparecen en asociaciones creativas y transformaciones inusuales. En manos de chefs como Dani García en Málaga y Paco Roncero en Madrid y muchos otros. El aceite de oliva virgen extra se presenta en nuevas formas y texturas originales, a menudo como la pieza central de recetas innovadoras.

La Revolución del Aceite de Oliva