comidas-basicas-españolas

Hay muchas razones para visitar España: Su colorida historia, su arte de renombre mundial, su vibrante cultura, sus hermosas playas… y quizás lo más importante, su fantástica comida.

Cuando se trata de probar la cocina española, la cantidad de opciones puede ser abrumadora. ¿Tapas? ¿Pintxos? ¿Vino? ¿Queso?
Pero si quiere un verdadero sabor de la cultura culinaria, hay algunas comidas españolas que no puede dejar de probar. Ya sea que decida ir solo o unirse a un tour de comida en España, ¡asegúrese de marcarlos todos en su lista!

1. Tortilla de Patatas

Muchos turistas se han quedado perplejos ante la tortilla española: Un clásico alimento básico que no se parece a la comida latinoamericana del mismo nombre.

La tortilla de patatas (también llamada tortilla española) es una gruesa tortilla de patatas, normalmente servida por la rebanada. Hay infinitas variaciones, y todo el mundo tiene una opinión sobre qué es lo que reina.

2. Paella

comidas-buenas-españolas

Esta es posiblemente la más icónica de todas las comidas españolas. Pero no se dejen atraer por las trampas para turistas que ofrecen paella “auténtica” en cada esquina; si quieren que se haga bien, tendrán que buscar un poco más.

Aunque se originó en Valencia, hay unos pocos establecimientos selectos en otras ciudades que ofrecen lo auténtico, a menudo con un toque local.

 

3. Aceitunas

Puede parecer simple, pero créame: No ha probado las aceitunas hasta que las ha probado en España. Este simple fruto es central en la cocina española, ya sea en forma de ese amado ingrediente de uso múltiple, el aceite de oliva, o en su estado original.

A menudo le servirán un pequeño bol de aceitunas antes de una comida o para acompañar una bebida, pero si quiere probar lo mejor de lo mejor, las encontrará en un mercado local español.

4. Carrillada

Jugosa, rica y tierna en la boca, así es como mejor se puede describir la carrillada. Este plato consiste en mejillas de cerdo o de vaca cocidas a la perfección, normalmente empapadas en algún tipo de salsa deliciosa. Es difícil equivocarse con este clásico, pero hágase un favor y pruébelo con una salsa de vino tinto dulce.

5. Cochinillo

Este lechón asado lentamente es otro delicioso plato de cerdo que merece un lugar en su lista. Encontrará el cochinillo más tradicional de la ciudad de Segovia, pero si no tiene tiempo (o apetito) para devorar un cerdo entero, puede degustarlo en forma de pintxo en San Sebastián.

6. Pescado Frito

comidas-españolas-pescado-frito

Tal vez el mayor beneficio de los kilómetros y kilómetros de costa española es el increíblemente fresco marisco que se encuentra en toda la península.

En la región sur de Andalucía, suele ser frito, pero si te imaginas palitos de pescado empapado e insípido, piénselo de nuevo. Por Sevilla, será tratado con crujientes y sabrosos pescados que le harán la boca agua.

 

7. Rabo de Toro

Si sabe algo sobre los estereotipos españoles, probablemente esté familiarizado con la controvertida tradición de las corridas de toros. Hoy en día, sin embargo, es más probable que veas los legendarios toros españoles en tu plato que en un ruedo.

El rabo de toro es uno de los platos más tradicionales del país. Le encantará o lo odiará, pero no lo critique hasta que lo pruebe, preferiblemente en un lugar tan especial como el que visitará cuando visite Madrid.

8. Anchoas

Estos pequeños peces tienen una mala reputación en otras partes del mundo, pero suspende su juicio lo suficiente para darles una oportunidad.

Las anchoas españolas vienen frescas, en escabeche o fritas, y no se parecen en nada a los fuertes y apestosos bocados que podrías haber probado en otra parte. Si todavía eres un poco cauteloso, pruebe la variedad frita para una fácil introducción, y prepárese para ser gratamente sorprendido.

9. Pan Tumaca

Posiblemente el plato español más simple de todos, el pan tumaca (o pan con tomate) no es nada más que pan, aceite de oliva, sal y tomate fresco untado.

Es el desayuno perfecto, el acompañamiento o la merienda, y se puede encontrar en toda España, pero es especialmente famoso en Cataluña. Pruébelo en Barcelona, o hágalo usted mismo en casa. Un mordisco y nunca mirará atrás.

10. Salmorejo

Puede que no esté acostumbrado a tomar la sopa fría, pero el salmorejo le hará preguntarse por qué. Este primo cercano del gazpacho es una sopa espesa a base de tomate hecha con aceite de oliva, migas de pan y mucho ajo.

El salmorejo es originario de la ciudad sureña de Córdoba, pero puede probar el auténtico salmorejo en toda Andalucía. Las versiones modernas sustituyen los tomates por remolachas, o incluso añaden fresas.

11. Bacalao

El bacalao es un bacalao salado que se puede encontrar en muchas formas: A la parrilla, frito, rellenando croquetas crujientes. Es especialmente ubicuo en el País Vasco, en el norte de España, una zona con una tradición culinaria propia.

12. Jamón Ibérico

comidas-españolas-diarias

Ninguna experiencia de tapas está completa sin el bocadillo español más omnipresente: El jamón ibérico curado. Es difícil no ver los gigantescos perniles de cerdo seco que cuelgan de los techos de las tiendas y bares dondequiera que se mire.

Observe cómo está hábilmente tallado en tiras tentadoramente finas, y pruébelo solo o acompañado de una de las muchas variedades de queso español hecho localmente.

Mejores Comidas Españolas que Debe Probar en España